Dirk Jan Kinet

on noviembre 30, 2016

Alguna vez leí una frase atribuida al gran físico Nikola Tesla que decía más o menos así: “Si quieres entender al universo, piensa en energía, frecuencia y vibración”. Vibración…ciertamente hace un par de años comencé el proceso de “vibrar” en la profesión que elegí estudiar hacia el “vibrar” en la escena del diseño y el arte, mis dos grandes pasiones. ¿Qué he descubierto? que poco a poco, el hacerlo te acerca a personas que lo hacen en la misma frecuencia, personas que vibran al unísono contigo.

Claro que esto requiere un poco de atrevimiento. A tocar puertas. A pedir para recibir, a preguntar para obtener respuestas. Así fue como un buen día me atreví a solicitar una visita al hogar/showroom de un diseñador que admiro ¡y cual va siendo mi sorpresa cuando me contestó que con todo gusto me recibiría!

Verás, desde mucho antes de comenzar el blog, he encontrado un montón de inspiración en redes como Pinterest e Instagram. Ahí es donde he conocido diseñadores y empresas, y fue ahí (específicamente en la segunda) donde me topé con el trabajo de Dirk Jan Kinet. De un estilo que muchos podrían calificar como “extravagante” o “rimbombante”, la realidad es que es mucho más que eso y quise conocerlo desde que me enteré que abre las puertas de su hogar para el público, ya que me identifiqué con su estética de inmediato.

kinet-3Me recibió un domingo por la mañana. Siendo sincera, llegué un poco con la pena por importunar temprano en un día de descanso, pero era el único que tenía disponible. Sin embargo, el señor Kinet me recibió y muy amablemente me ofreció una taza de café, lo cual agradecí todavía más ya que, con el afán de ser puntual, no había desayunado aún. Al entrar en su hogar (en pleno centro histórico de la Ciudad de México*) no pude evitar sentir que me adentraba en una especie de Paradiso Perduto al atravesar el patio y observar los balcones de herrería repletos de plantas colgando de las macetas. Y de repente…¡pam! la primera estancia de la casa: la cocina azul decorada con una mezcla de estampados y acabados que no deja a nadie indiferente y que es una fiel promesa de que el resto de la casa es ¡fenomenal!

Ya instalados en la sala principal (cuya decoración en rojo resulta ser inesperadamente acogedora) comenzamos a charlar y a intercambiar impresiones, cuyos extractos te comparto aquí:

Alina (A): ¿Qué es lo que más le cuesta trabajo: diseñar para usted mismo o para otros?

Dirk Jan Kinet (DJK): Para otros. Diseñar para mí no me causa ningún problema, el único impedimento a veces es el dinero porque no siempre hay un presupuesto viable para tu propia casa, más si cambias 7 veces al año.

Pero con los clientes últimamente me cuesta mucho trabajo. Ya llegué a un momento en el cual quiero que me den carta blanca. Hay mucha gente que no entiendes muy bien para qué te contrata, a lo mejor te conoce de algún lado….hay quienes me contratan y quieren trabajar conmigo pero cuando empiezo a trabajar me doy cuenta que no estamos en la misma onda, entonces es muy complicado y desgastante. Si quieren trabajar conmigo es mejor que me digan más o menos qué es lo que buscan, cual es la onda que quieren y si me puedo adaptar a su onda, perfecto, pero con carta blanca.

A: Pero no le sucede luego que, por ejemplo, está de moda lo vintage, se enfrascan en un estilo y de ahí no salen y es lo que veo mucho…al final de cuentas se trata de que tu hogar lo hagas tuyo…

DJK: No es fácil, mi estilo no es moda, es un estilo muy ecléctico, mezclo todo y de todas las épocas, todo debe encajar y es lo que siempre quiero mostrarle a la gente, que todo puede encajar si lo haces bien.

A: ¿Cómo surgió su pasión por el interiorismo?

DJK: Desde niño aunque en la práctica me tardé muchísimo, aquí en México tengo como 10 años trabajando a full como decorador. Llegué en el ’95 con la idea de trabajar de decorador y no lo logré porque nadie me conocía, tenía que sobrevivir y tenía que tener chamba entonces trabajé en otras cosas que eran muy ajenas a la decoración, lo cual no era compatible con lo que estaba haciendo, entonces tarde muchísimo.

Sigue siendo difícil porque aunque la gente ya me conoce, tengo un estilo no tan común, donde no todo es gris con beige…que es muy bonito, a mí me encanta, pero es muy sencillo y es muy fácil, prefiero que la gente tenga casas más originales, más únicas.

A: Y no todo es minimalismo, no todo son líneas puras…

DJK: Exactamente. De repente si es difícil encontrar clientes, que si tengo clientes gracias a Dios, pero luego las razones por las cuales me contratan no son las ideales.

kinet-collage-2

A: ¿Cuáles serían las claves que usted le diría a cualquier persona para decorar su hogar, los puntos básicos (según su punto de vista) que se tiene que tomar en cuenta?

DJK: Todo depende de cuáles son sus medios económicos. Si es alguien que tiene un presupuesto sería el no dejarse ir por las marcas o por lo que es caro, que eso es típico. De repente prefieren un comedor de $120 mil pesos en vez de un comedor divino recuperado de los 60’s por menos, nada más por esnobismo…en la Ciudad de México, por ejemplo, todos quieren mejorar su vida, mejorar su código postal, viven en Tecamachalco y de repente por el puesto del marido logran llegar a las Lomas y piensan que porque ya viven en las Lomas todo lo que compren tiene que estar a la “altura” en el sentido de lo que cuesta, lo cual es una tontería…

Un ejemplo, hice dos casas para una mujer que vive en las Lomas. Hice primero su casa en Madrid, me dio carta blanca y quedo increíble, está súper contenta con el departamento. Regresó a México el año pasado, donde su casa era gris, beige, muy bonito pero muy aburrido. Llegó a su casa y quiso que fuera como su piso de Madrid. Ahora tiene un sillón de los 60’s que es recuperado y está retapizado obviamente, muchas cosas son del mercado de las pulgas y está feliz, pero sus amigas no la entienden, no captan la onda.

Entonces fue al revés y es lo que más necesito, clientes que estén dispuestos a cambiar y vivir mejor ¿no? Y ser más originales y creativos.

kinet-13

A: Al fin de cuentas es también una labor social, por ejemplo, al menos con la gente de escasos recursos, las casas de interés social cada vez son más pequeñas pero eso no es pretexto para no vivir en un hogar que amen…

DJK: …Si, no es porque no tienes dinero el que no puedas vivir bien, y bien para mi es visualmente bien, que esté bonito.

A: También para estar a gusto, porque si tú vives en un lugar que está todo desordenado, donde todo está amontonado o donde los colores no son los ideales, te puedes llegar a deprimir.

DJK: Yo igual siempre lo digo, he visto casas de interés social de 60 metros cuadrados donde justamente la gente siempre compra los sillones más chonchos, más voluminosos, más grandes; el comedor con las sillas más altas y más pesadas, no sé por qué, a lo mejor es lo que encuentran disponible en Coppel o en Viana. Entonces ellos podrían con $25 mil o con mucho menos recuperar un sillón vintage, por ejemplo.

Siempre voy a mil lugares con mis clientes, voy a Casa Palacio, vamos a dos o tres tiendas súper caras para que se den cuenta de lo que cuestan y si quieren comprar ahí les digo “estás chiflado”. Después les llevo o les doy una opción muy buena de muebles vintage (hay un par de buenas tiendas en la Ciudad de México) o les busco algo, les doy propuestas. Pero muchas veces prefieren gastar $60 mil pesos en algo que no les va a servir que gastar $15 mil en algo que quedaría increíble.

A: …y supongo que al final terminan decorando en base a un mueble.

DJK: Exacto, no tienen una idea general de lo que quieren y luego eso es muy frustrante.

kinet-collage-3

A: ¿Hay alguien que admire dentro del diseño?

DJK: Si, claro, los que admiro están a la vista, está Kelly Weastler, me encantan Axel Vervoordt y Luis Bustamante, estos tres son los que me gustan.

Axel Vervoordt hizo la casa de Robert De Niro en Nueva York, en un vídeo se ve explicándole a él y ves claramente que Robert De Niro no entiende ni maíz, pero le dice “yo sé que tú sí sabes, te lo dejo a ti, por eso es que te contrato”. Eso es lo que necesito, que me den confianza.

A: Pero al fin y al cabo usted también toma en cuenta a su cliente.

DJK: ¡Claro! Mi idea es adaptar el gusto del cliente, pero si me contratan a mí…es como si quisieras un vestido de novia y vas con Christian Lacroix o con Jean Paul Gaultier, si vas con Gaultier no le dices “quiero un vestido romántico estilo Carolina Herrera”…es lo mismo, vas con un diseñador porque te gusta su estilo. Siempre te adaptas a lo que quieren los clientes pero al mismo tiempo éstos necesitan tener un mínimo de apertura.

Por ejemplo, el estilo de mi casa siempre es diferente porque es una casa antigua, es una casa de la segunda mitad del siglo XIX con techos de 6 metros de altura, aquí no harías la misma decoración que en una casa nueva o una casa de los 70’s…

kinet-collage-1

Terminamos con un tour por su hogar, donde cada habitación está decorada con un look distinto pero sin perder el estilo inigualable de su dueño. Aún más, el Sr. Kinet se toma el tiempo para explicarte las historias detrás de cada mueble adquirido, el por qué de sus elecciones (el rojo de su sala está inspirado en uno de sus viajes a Berlín, específicamente en el restaurante Wienrot del hotel Savoy), haciendo la visita mucho más agradable de lo que esperaba ¡ya que tiene un gran sentido del humor! y sin ser para nada snob.

Te invito pues, a checar su trabajo en su página de Facebook (facebook.com/DirkJanKinetInteriors/) o en su cuenta de Instagram (@dirkjankinetinteriors) y a acudir a su showroom, donde encontrarás muebles excepcionales y únicos que harán tu hogar más especial de lo que seguro ya es 😉 (Toma apunte: ¡tendrá una venta especial de Navidad este 4 de diciembre!)

*Nota: Si quieres descubrir más lugares extraordinarios como éste en el Centro Histórico y en otras colonias de la Ciudad de México, te invito a checar las recomendaciones de Wanderu para ti: https://www.wanderu.mx/a-donde-vas/las-mejores-colonias-ciudad-de-mexico/

rúbrica


Post a new comment