Gracias

on agosto 20, 2015

La semana pasada ingresé un ensayo a un concurso. El tema era “Home” (hogar) y se nos pedía a los participantes escribir sobre esta idea, sobre cualquier anécdota personal que se relacionara con el hogar, tal vez alguna historia sobre la vez que te mudaste de casa o sobre aquel primer departamento o acerca del lugar donde creciste.

Traté de recordar si tenía alguna historia por el estilo digna de ser contada pero después de mucho pensarle la verdad es que no encontraba nada que me convenciera. Así que decidí escribir mi propia historia, sobre lo que la palabra hogar significa para mi y sobre la aventura que estoy emprendiendo en estos momentos de mi vida.

No sé si vaya a ganar el concurso (¡cruza changuitos conmigo!) pero fuera del incentivo de ganar un premio, me movió compartir lo que tenía que decir al respecto. Y hoy, cuando se cumple un año de haber comenzado The Inner Interiorista, la quiero también compartir contigo, para darte las gracias por estar conmigo virtualmente, por seguir lo que escribo semana a semana. Bueno, sin más preámbulo, he aquí lo que escribí:

AlinaContreras2“Considero que no hay mejor historia que contar mas que la propia. Soy una blogger de interiores de 33 años proveniente de una ciudad pequeña en México y comencé mi aventura en la blogosfera hace casi un año…aunque es ahora cuando me doy cuenta que mi camino comenzó mucho antes, incluso cuando el internet aún no existía en nuestras vidas.

A lo mejor te parecerá que estoy tratando de promover mi blog pero honestamente no es así. Sólo deseo compartir lo que un hogar significa para mí y mi deseo de dedicar el resto de mi vida a ayudar a las personas alcanzar la mejor versión posible de su propio hogar.

Recuerdo cuando era una niña jugando con mis muñecas Barbie debajo del escritorio en mi habitación, pero lo divertido para mi era no el crear historias con mis muñecas sino el arreglar los pequeños muebles de plástico y el coser nuevas fundas de cojines para su sala de juguete. Podía pasar horas y horas haciendo solamente esto, y cuando estaba lo suficientemente contenta con el modo en que había decorado la casa de mis muñecas, dejaba de jugar.

La vida puede ser muy diferente de aquella que imaginamos de niños. Pero al final, aún cuando resulta que has caminado en otra dirección lejos de tus sueños infantiles, de algún modo te encuentras en el lugar sobre el cual alguna vez soñaste. Sólo tienes que recordar quien eres realmente y lo que amas, y ser lo suficientemente valiente para perseguir aquello que siempre has querido.

Cuando estaba por comenzar la universidad la profesión que elegí fue Comercio Internacional, sin embargo, jamás imaginé que ello me llevaría a mi verdadera vocación. Gracias a mi trabajo, he viajado a Europa en los últimos cuatro años y desde mi primer viaje aproveché el poco tiempo disponible que tenía entre citas de negocios para dar una vuelta alrededor de la ciudad en la que estaba de visita y para tomar fotos de las tiendas de diseño que iba encontrando a mi paso.

Europa había sido uno de los más preciados sueños de mi infancia y desde la primera vez que me encontré ahí me sentí como en casa. Es también el lugar donde mi deseo de ser una diseñadora de interiores revivió. En aquel entonces era sólo un interés que había mantenido escondido por muchos años, pero emergió y se convirtió en mi pasión de nuevo. La niña que jugaba a decorar la casa de sus Barbies seguía viva después de todo.

La idea del blog vino después. Estaba buscando la manera de compartir mi pasión con las personas a mi alrededor, quería inspirarlos a mejorar sus hogares aún cuando el presupuesto fuese limitado. México enfrenta una gran cantidad de desafíos sociales y creo firmemente que el vivir en un hogar que ames, del tamaño que sea, te ayudará a construir una mejor sociedad. Deseo poner el conocimiento que tengo al servicio de los demás, para ayudarles a cambiar sus alrededores. Mi propia casa está lejos de estar terminada pero poco a poco he estado mejorando sus interiores, p.e. añadiendo una credenza que perteneció a mi querida abuela o pintando un mural en mi habitación. No ha sido fácil por supuesto, pero me siento feliz cuando veo las cosas tomar la forma que había imaginado.

AlinaContreras4A un año de comenzar el blog me he dado cuenta que el diseño de interiores es algo que jamás dejaré ir, es parte de mi vida ahora. O en realidad siempre ha sido parte de ella. Sé que el cambiar de profesión no es algo fácil, sé que habrá momentos en que me pregunte a mi misma “¿en qué me he metido?” pero lo que jamás he dudado es que ya no hay un punto de retorno para mi, esto es algo que simplemente no dejaré de hacer.

Un día leyendo acerca de las malas noticias acerca de la situación actual en mi país, reflexioné si esto era algo que valía la pena intentar, si había cosas más importantes por las cuales luchar o si esto es sólo algo superfluo y banal. Llegué a la conclusión entonces que cuando las cosas son complicadas, la necesidad de invertir en lo que te hace feliz es más importante que nunca. Así  que si ayudo a las personas a vivir felizmente en sus hogares, sentiré que mi misión en la vida está cumplida. Sin embargo, desde el inicio la gente me lo ha hecho saber. Cada vez que alguien me dice “estoy lidiando con el asunto sobre el cual escribiste y eso me ayudó a ver las cosas de otra manera” me hace el día…es como el combustible que me permite seguir adelante.

Bueno, esta es mi historia, la historia del inicio de la próxima etapa de mi vida, dedicada a ayudar a las personas a edificar un hogar que los haga felices. La palabra “hogar” para mí no es sobre tener la última tendencia en tu sala o adquirir la lámpara de X diseñador de la que todo el mundo habla. Tampoco se trata de esperar a tener el dinero para construir “la casa de tus sueños”. Es más acerca de trabajar con lo que tienes ahora y hacer un ambiente que te permita vivir de la mejor manera posible y que te aliente a soñar y a luchar por un mejor futuro. Nuestro hogar debe ser el reflejo de la mejor versión de nosotros mismos mientras que al mismo tiempo nos ayude a serlo. Esto es lo que la palabra “hogar” significa para mi”.

A 365 días de lanzamiento + 5 meses de preparación + 33 años de vocación, sólo me queda una palabra más que decirte: GRACIAS :)

rúbrica


Post a new comment