El motivo

on agosto 20, 2016

Hace algunos días, una amiga me pedía consejo e ideas para un librero que pensaba colocar en el estudio que se encuentra renovando. Sin pensarlo dos veces y con mucho entusiasmo, dejé lo que estaba haciendo en ese momento y busqué entre las miles de imágenes que tengo guardadas en mi computadora, en mis redes sociales y en mis revistas, aquellas opciones que pensé podían serle útiles. He de confesar que no sólo fueron libreros sino que también le di montones de ideas de acabados, estilos y demás…

Ese día me acosté tarde haciendo esto mientras le mandaba por whatsapp fotos y consejos. Tal vez después se arrepintió de haberme hecho la consulta debido a mi entusiasmo y bombardeo de ideas (¡hey! ¡tú lo pediste! 😀 ) pero esto es precisamente lo que me hace feliz: el ayudarte a ti, a todos, a lograr el hogar de tus sueños.

Hace dos años ya que inicié este blog, con el fin precisamente de llegar a todo aquel que quiera vivir en un espacio que ame, independientemente de contar con el presupuesto suficiente para contratar a un profesional. Eso si, tampoco digo que el trabajo de un interiorista no sea indispensable pero, seamos realistas, ¿y si no tengo los recursos? ¿es ésta una razón para no estar content@ con mis alrededores? ¡Por supuesto que no! Y es aquí donde entra The Inner Interiorista, para poner a tu alcance los aspectos básicos, los trends, aquellos lugares y demás que pueden inspirarte a construir TU espacio.

“TU” así, en mayúsculas. TUYO. Ya sea que contrates a un interiorista o lo hagas por tu cuenta, siempre sé tú mismo, hazlo tuyo. Al final no se trata de que tu hogar termine siendo del gusto del diseñador que contrataste (aunque, irremediablemente, llevará algo de su estilo, eso sin dudarlo) o de que copies centímetro cuadrado a centímetro cuadrado el último catálogo de Zara Home o aquella residencia que viste en Elle Decoración. Jamás. Nunca de los nuncas olvides que, aunque bien te puedes inspirar en un estilo, el resultado debe ser como tú: único y fiel reflejo de lo que eres.

Volviendo con mi amiga y su dilema respecto a libreros, viene a mí un comentario que me hizo cuando le envié la imagen de uno: “¿A ti te gusta lo vintage, verdad?” ¿Mi respuesta? “¡Lo que a mí me gusta es la mezcolanza!” Mezclar estampados, colores, texturas, objetos, todo esto estimula mi vista y mi mente creativa. Más allá de que me guste lo vintage (en realidad me opongo a los encasillamientos y a los estereotipos de estilos), aprecio y valoro aquello que es antiguo y que tiene una historia y algo que aportar al esquema general de un lugar. ¿Agregar un baúl antiguo a mi sala nada más porque está de moda? Mmm…

Es como decía William Morris: “no tengas nada en tu hogar que no tenga un uso o que no consideres bello”, lo cual bien vale la pena recordar antes de dejarnos llevar por las modas. Está bien si ese objeto trendy te gusta mucho, sin embargo, es muy fácil dejarnos llevar por las tendencias. Créeme, yo también he estado en el peligro de caer en ello (del cual te hablaré en el próximo post 😉 ).

Cuando era adolescente (años antes de descubrir mi pasión por el diseño) me fascinaba ir a la casa de una de mis mejores amigas por la manera en que estaba decorada. Su mamá tiene un gusto maravilloso y nato para ello, recuerdo que siempre que iba mi imaginación se estimulaba y regresaba a la mía con ganas de renovarla. Era una especie de escape para mi, ya que durante esos años decorar mi casa definitivamente no era una prioridad. Hoy sé que es primordial sentirnos contentos con los espacios que nos rodean y que vale la pena invertir en mejorarlos. ¿Lo mejor del caso? es que se puede, poco a poco y aprendiendo en qué debemos invertir más y qué cosas podemos hacerlas nosotros mismos.

Llamé a este post El Motivo porque quería, en este segundo aniversario, platicarte la razón que me impulsa a hacer todo esto. Para mi, los mejores interiores son aquellos que me estimulan, que me entusiasman, que me dejan sin palabras. Aquellos que entretienen mi vista. Pienso que nuestro hogar debería impresionarnos al llegar (sea cual sea nuestro gusto y estilo), debería hacernos sentir tipo “¡Qué bien se siente estar en mi casa!” por lo que mi anhelo es ayudarte a lograr esto a través del blog. Por ello quiero darte las gracias por leerme, por seguirme en cada una de las redes sociales de The Inner Interiorista. Espero haberte inspirado a lograr la casa de tus sueños y espero poder seguir haciéndolo con cada post.

Me despido compartiendo estas imágenes de la casa / oficina de los dueños de Studio Boot en los Países Bajos (diseñada con ayuda del famoso Piet Hein Eek), la cual tiene mucho de las cosas que me gustan y que conforman la de mis sueños…

motivo 10

motivo 11

motivo 7

motivo 6

motivo 5

motivo 4a

Nuevamente ¡gracias! :)

rúbrica


Post a new comment