Changing Rooms

on marzo 17, 2015

Estaba un día echándome el chisme en Twitter ya tarde en la noche cuando de repente aparece un nuevo tweet en mi newsfeed: era Linda Barker diciéndonos a nosotros, sus 10,600 seguidores, que acababa de abrir su cuenta de Instagram. Decidí pues, seguir el chisme ahora por esta red social “para ver que tal”, busqué su cuenta ¡efectivamente ahí estaba! y comencé a seguirla.

Hay un dicho en Mercadotecnia que reza “quien pega primero, pega mejor” (pregúntenle a Coca Cola y Pepsi) el cual sin remedio vino a mi mente cuando vi que ¡aún no tenía seguidores! Si no hubiera leído minutos antes en Twitter que ella misma anunciaba su nueva cuenta, hubiera dudado de la autenticidad de la misma. Pero ahí estaba, nadie la seguía aún y con orgullo (un poco tonto, lo sé, pero así somos como seres humanos) le di click y fui su primera follower. “Ahora sabrá que existo” fue mi pensamiento. La mismísima Linda Barker sabrá que The Inner Interiorista es su seguidora.

Algunos famosos manejan personalmente sus redes sociales pero hay otros que no. Ella es una de las que sí. Así que aproveché a dejarle un comentario en una de las pocas imágenes que hasta entonces tenía: “¡Hola Linda! He admirado tu trabajo y estilo desde que te veía en Changing Rooms ¡qué gusto saber que ahora tienes Instagram! Saludos desde México”. No pasó nada. “Mmm seguro lo leerá después” pensé.

Bueno, ¿y quién diablos es Linda Barker? a lo mejor estarás preguntando. Para contestarte debo retroceder un poco en el tiempo. Hace más de 10 años, existía un programa en el canal People+Arts (el cual creo que ya ni existe) llamado Changing Rooms, donde dos parejas de Inglaterra intercambiaban casa por dos días y, guiados por un diseñador de interiores cada una, modificaban el diseño de una habitación en la casa de su vecino mientras éstos hacían lo mismo en la suya. Ninguna de las dos parejas tenía idea de lo que la otra hacía en su hogar, y uno de los factores sorpresa del show era precisamente ver sus caras cuando finalmente regresaban para ver el resultado: la gran mayoría se sorprendían gratamente pero algunos tenían reacciones bastante viscerales.

changing rooms 7

Imagen del episodio donde los diseñadores intercambian…¡sus propias casas!

Los diseñadores recibían indicaciones de cada pareja sobre los gustos (bueno, lo que ellos creían) de los dueños de la casa y les decían el estilo a conseguir en la habitación, por lo que éstos sólo tenían la opinión de los vecinos para guiarse y atinar a hacer algo del agrado de los dueños. De ahí derivaban las sorpresas, buenas o malas. Y como te decía, algunas de éstas eran bastante extremas.

Changing Rooms comenzó en 1996 como el programa pionero en DIY o do it yourself (hazlo tú mismo). Pronto se volvió muy popular no sólo en Inglaterra sino en todo el mundo, quienes lo veíamos nos volvimos fans de nuestros diseñadores favoritos del show y ¡cómo olvidarlo! del carpintero Handy Andy, quien con su humor sarcástico lograba cumplir con el trabajo en tiempo récord en ambas casas aunque siempre rezongaba ante los proyectos (algunos loquísimos) de los diseñadores.

Comencé a ver el programa cuando cursaba el bachillerato y después durante la universidad, recuerdo que no me lo perdía cada semana. Changing Rooms fue una de las cosas que reforzó mi amor por el diseño de interiores y comencé a ser fan del estilo de  Laurence Llewelyn-Bowen y Linda Barker (mis favoritos). Aún hasta el día de hoy, sueño con que alguno de ellos transforme alguna de las habitaciones de mi casa como hacían en la tv.

Pues bien, ahora te podrás imaginar cómo me sentí al ver, hace unos minutos, que Linda Barker me sigue ahora en Instagram ¡la mismísima diseñadora de Changing Rooms! Woooow! Es como si tu artista favorita de la adolescencia supiera que existes y fuera tu follower, así te la pongo.

También te he contado que soy fan de Marcel Wanders pero antes de él, lo fui de Linda y de Laurence. Hace unos meses que fui a la Design House durante la Design Week México no sólo era para empaparme de diseño sino porque precisamente Laurence había creado una de las habitaciones de la casa. Y por supuesto, tomé mil ocho mil fotos de cada rincón de ésta, incluyendo su firma en el mural que pintó en la recámara, al más puro estilo de Changing Rooms.

Ok, ahora comprendes que me siento como pavo real. El día en que Laurence me siga también o lo conozca en persona seguro lo presumiré tal cual mamá gallina. Por lo pronto, de cierta manera acabo de cumplir un sueño de adolescente, cuando ni siquiera imaginaba que gracias al recién nacido Internet en ese entonces, podía ponerme en contacto con las personas que admiro. Bendito Twitter, bendito Instagram y, sobretodo, bendito Internet.

changing rooms 9

¿Y qué ha pasado con el elenco de Changing Rooms? Aquí te lo cuento:

*Carol Smillie: La presentadora del programa desde su comienzo hasta el 2003 cuando Laurence tomó el relevo, siguió conduciendo otros programas en la tv británica y ahora tiene un negocio de ropa interior enfocado a las adolescentes, llamado Diary Doll.

*”Handy” Andy Kane: apareció en otros shows (incluyendo uno donde los participantes debían sacar su lado circense) ¡e incluso tuvo un sencillo en la radio con el título de “If I had a Hammer”!

*Laurence Llewelyn-Bowen: No sólo sigue siendo un diseñador de renombre y personalidad televisiva sino que ha creado varias líneas de productos bajo LLB Design para distintas marcas, además de continuar conduciendo programas como The Apartment.

*Linda Barker: Creó su empresa Really Linda Barker con la cual diseña accesorios para el hogar, además de seguir apareciendo en la televisión.

*Graham Wynne: Continúa su labor con su propia compañía Graham Wynne Design, con la cual ha realizado diseño comercial y para casa-habitación además de diseñar para obras teatrales. También da conferencias por todo el mundo y ha hecho alguna que otra aparición en la tv.

*Anna Ryder Richardson: siguió saliendo en televisión hasta que hace algunos años abrió con su familia un zoológico en Gales, en el cual desarrolla una importante labor de conservación de la vida animal.

*Oliver Heath: actualmente está especializado en diseño sustentable o eco design, ha escrito libros y dirige su propia oficina de consultoría en este tema.

*Laura McCree: dirige su propia compañía de diseño de interiores, Landan Ltd. 

rúbrica


Post a new comment