Rincón antiestrés

on abril 7, 2015

Existen ciertos días en los cuales llego a mi casa casi arrastrándome por el suelo de lo cansada que estoy. Como si hubiera corrido un maratón completo, entro casi sin que me importe donde pongo mi bolsa, zapatos, llaves, etc., mi afán es ponerme enseguida ropa cómoda y arrojarme a los brazos de mi sillón.

Todos tenemos “uno de esos días”, o como luego bromeo con mis amigas, “Un día de Furia” como la película de Michael Douglas. Días en que quieres mandar a todos a…muy lejos, en los cuales sólo deseas que se terminen para dejar todo lo desastroso atrás y volver a comenzar desde cero a la mañana siguiente. Días en que, o sientes que sólo falta que te parta un rayo, o no quieres que absolutamente nadie te dirija ni la más mínima palabra salvo riesgo de ser devorados por el ogro malhumorado que se ha apoderado de ti en esos momentos. Pufff.

Ni modo, ¡qué le vamos a hacer! En nuestro largo caminar por la vida, no estamos exentos de vivir días como éstos. Como dice el sabio Gandalf “sólo puedes decidir qué hacer con el tiempo que se te ha dado”, así que a sacar lo mejor de nosotros en esas circunstancias. Y luego de librar la batalla, ahora sí, a descansar.

La verdad es que es necesario contar en nuestros hogares con espacios que nos permitan relajarnos y cargar las pilas, por salud tanto física como mental. No solo se trata de tener una tina en el baño o de una buena cama en nuestra habitación, sino de rincones antiestrés equipados con todo lo que necesitemos para alcanzar un estado total de relajación…tanto desde el punto de vista físico como el emotivo y hasta el espiritual. ¿Y cómo lo puedes conseguir? Realmente no es difícil, he aquí algunos tips para que tomes nota:

*Elige un lugar de tu casa que te guste y donde puedas pasar un rato sin interrupciones.

antiestrés

*Procura que éste no se encuentre cerca de la televisión y demás aparatos electrónicos, desconecta tu celular de ser posible.

antiestrés 3

*Una ventana con una buena vista es una excelente opción, sobretodo si se puede observar algún elemento de la naturaleza a través de ella como un jardín, el cielo, el mar, etc.

antiestrés 5

*Asegúrate de equipar este espacio con lo que te guste, por ejemplo, si amas la lectura ten libros al alcance, si haces yoga ten a la mano tu tapete o si te gusta observar el cielo estrellado como a mi, tan sólo sal al balcón o sube a la azotea de tu casa para maravillarte con el universo.

antiestrés 4

*Está probado que el azul y el verde son colores que ayudan a la relajación, del mismo modo el aroma a lavanda tiene el mismo efecto, toma esto en cuenta.

antiestrés 6

*Si vas a estar sentado o acostado en este tu rincón, trata de que la silla, sillón o cama donde estés no sólo sean lo más cómodas posible sino que te ayuden a mantener una buena postura, lo cual se traduce en una buena respiración y, por lo tanto, a que circule el oxígeno por tu cuerpo de la mejor manera y con ello desestresarte mejor. También es importante que este lugar se encuentre bien ventilado, por la misma razón.

antiestrés 2

En realidad todo se resume en crear un rincón donde estés rodeado de aquellas cosas que amas o en donde puedas llevar a cabo las actividades que más disfrutas, para que puedas desconectarte por un rato del mundo que te rodea y dejar atrás las preocupaciones. Como un botiquín al que puedes recurrir cuando tenemos un accidente o no nos sentimos bien, este espacio viene siendo una especie de “kit de emergencia para el espíritu”, así que constrúyelo, disfrútalo y recarga las pilas en él para seguir haciéndole frente a las vicisitudes de la vida. Relajación total :)

Slider: rincón en la Design House diseñado por Persson Arquitectura y Diseño.

rúbrica


Post a new comment