Guía básica para vivir mejor

on enero 23, 2015

El medio que nos rodea tiene una gran influencia en nosotros mismos, desde nuestro estado de ánimo hasta nuestro ADN. ¿No me crees? Te invito a pensar en lo siguiente: de no ser por la migración humana a latitudes más al norte del planeta, las personas de piel blanca no existirían. Pero fuera de los miles de años que le toma a la evolución manifestar cambios en el ser humano, los ambientes en los que vivimos repercuten en cómo nos sentimos. Mucho más de lo que imaginas.

¿Y cuáles son los factores de mi hogar que influyen y afectan mi ánimo? Toma nota:

Mala iluminación

Nuestro ciclo de sueño está determinado por las hormonas cortisol y melatonina, cuya producción varía a lo largo del día. Conforme transcurre la mañana y la tarde, durante las horas en que hay mayor luz, nuestros niveles de cortisol se elevan hasta alcanzar su máximo. Caso contrario en las noches, donde la producción de melatonina alcanza su pico. Si nuestros ambientes tienen mucha o poca iluminación, nuestro ciclo natural se ve afectado, incluyendo la reparación física y mental que nuestro cuerpo emprende por las noches durante el sueño, lo cual deriva en estrés, depresión, dolores de cabeza y debilitamiento del sistema inmunológico.

Desorden y suciedad

El desorden y la acumulación de cosas es visto por los psicólogos como un mecanismo de defensa contra el mundo exterior, para “protegernos” del dolor. Una casa desordenada es signo de depresión, generando un círculo vicioso el cual genera estrés, falta de motivación y facilita la aparición de enfermedades. Cuando nuestro espacio íntimo (el cual varía en cada persona) es invadido, nuestro nivel de estrés se eleva, disminuyendo la productividad y afectando nuestro ánimo.

Consejos para incrementar el bienestar en tu hogar y vivir mejor

-Fuentes de luz natural como ventanas grandes o tragaluces son las mejores para mantener los niveles de energía óptimos.

vivir mejor 2

-Considera los reguladores de luz ambiental como una buena inversión: te permitirán ajustar el nivel de iluminación de acuerdo a tus necesidades.

-Airear tus habitaciones con frecuencia ayuda a evitar que se vuelvan insalubres.

-Trata de tomarte un par de minutos para arreglar la recámara antes de salir de ésta. Así cuando regreses a ella, no te sentirás abrumado por el desorden y evitarás que éste se vaya acumulando.

-La gama del color azul ayuda a bajar la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, por lo que es el mejor color para las recámaras por su efecto relajante.

vivir mejor 1

-Asegúrate de tener en donde duermes cortinas que bloqueen la luz de manera efectiva cuando sale el sol.

-Las recámaras deben estar libres de cualquier aparato electrónico, ya que éstos pueden interrumpir el sueño. Sin embargo, si no es el caso, procura al menos que todo aparato esté a un mínimo de 60 centímetros de tu cama.

-Está comprobado que componer la cama por las mañanas aumenta el nivel de productividad y se asocia con mayores niveles de felicidad, ¡así que deja la flojera a un lado!

-Procura no dejar que el desorden aparezca debajo de tu cama y en la parte inferior de tu clóset.

-Las camas deben situarse diagonalmente en el lado opuesto a la puerta y deben procurar una vista amplia y clara de la habitación así como de la puerta.

-Si tienes una oficina o estudio en tu casa, considera pintarlo de color morado, ya que está asociado con la creatividad y la abundancia.

-La luz natural es la mejor para concentrarse. Quedó demostrado en un estudio que aquellos trabajadores expuestos a luz natural podían concentrarse hasta por 8 horas en comparación de sólo 2 horas con luz artificial.

-Los escritorios orientados hacia la pared afectan los niveles de concentración y de creatividad, por lo que es recomendable que se coloquen de manera opuesta.

-Líneas angulares y rígidas en una oficina ayudan a eliminar la flojera y aumentar la productividad.

-De acuerdo al feng shui, es preferible añadir accesorios y pequeños elementos decorativos en tonos café o tierra en los baños, abundantes en el elemento agua, para alcanzar un balance. También recomienda mantener bajada la tapa del inodoro para evitar que la energía escape.

vivir mejor 4

-Los espejos incentivan la energía, por lo tanto procura no tenerlos en los lugares destinados a la relajación.

-Las texturas suaves tienen un efecto relajante, ideal para la sala.

-Los focos halógenos imitan la luz natural, por lo que son perfectos cuando hay poca.

-El rojo es un color que eleva el ritmo cardíaco y la presión sanguínea además estimula la conversación por lo que es ideal para el comedor.

vivir mejor 5

-Las mesas redondas de no más de 1.5 mt de ancho son las mejores para incentivar la interacción social.

-El amarillo es el mejor color para la cocina: es bueno para la digestión y si desayunas en ella, crea un ambiente soleado y alegre para comenzar el día.

Y lo más importante: recuerda que un hogar feliz es aquel donde impera la armonía entre sus habitantes 😉

rúbrica


Post a new comment