El loft

on enero 13, 2016

Me gusta imaginar que una ciudad es como un ser vivo: nace, crece, se desarrolla. Está en constante movimiento, en permanente cambio. Espacios urbanos se pierden y se recuperan frecuentemente, lo que una vez era inhabitable lo vuelve a ser y viceversa.

Y así como el modelo de familia ha evolucionado con el paso del tiempo, podemos decir lo mismo respecto al modelo tradicional de lo que consideramos es una vivienda: ahora más que nunca cualquier tipo de espacio tiene el potencial de convertirse en un lugar donde vivir y uno de los ejemplos mas claros de ello es lo que conocemos hoy como loft.

He de confesar que me negaba por mucho tiempo a la idea de hacer un post sobre lo que es un loft y el estilo que lo acompaña. ¿La razón? Porque ahora esta palabra y lo que significa ha sido tan empleada que varias veces se ha desvirtuado de su connotación original. Sin embargo, me puse a reflexionar sobre su origen y me di cuenta que realmente vale la pena explorar por qué un loft como hogar tiene mucho encanto y se volvió por ello extremadamente popular, sobretodo en los últimos años.

El loft surge pues, de las necesidades urbanas de adaptar los espacios que se tienen disponibles a la creciente demanda por hacerse de un hogar, no sorprende por ello que su origen haya tenido lugar en una metrópoli como Nueva York. Básicamente se trata de adaptar espacios anteriormente de uso industrial (fábricas, bodegas, etc.) en lugares para vivir conservando parte de lo que los caracterizaba en su vida anterior: la amplitud de las naves industriales, tuberías y cableado expuestos, cortinas de aluminio, pocas o ausencia de paredes divisorias, etc., por nombrar algunos.

A varios años ya de su popularidad, la verdad es que el loft o la decoración estilo loft dejó ya de ser tan sólo una moda para constituirse como una opción adicional (y moderna) de lo que puede ser un lugar para vivir. Quiero mostrarte entonces, las claves del estilo y la versatilidad que es parte del encanto de un loft ¿y quién sabe? a lo mejor decidas que es la opción perfecta para tus necesidades y tu estilo de vida 😉

loft Collage 1

Existen muchos conceptos errados acerca de para qué tipo de personas es un loft: dado sus orígenes, se le asocia principalmente con artistas o bohemios (quienes lo utilizan a modo de estudio/vivienda) y, sobretodo, para personas solteras. La realidad es que puede adaptarse perfectamente del mismo modo a las necesidades de las familias. Este antiguo garaje o taller mecánico se modificó para albergar no sólo el estudio de diseño de los dueños sino también el hogar de esta pareja y de sus dos hijos. Cabe mencionar que gran parte de los materiales de desecho en el proceso de renovación se reciclaron, como por ejemplo, para construir la pared que divide la cocina/comedor de las oficinas (y que puede abrirse como se observa en la imagen de la esquina superior derecha), hecha a partir de marcos de ventanas y de puertas que formaban parte del taller. Diseño: Studio Boot y Piet Hein Eek.

loft Collage 3

Es común también asociar al loft con el estilo industrial, lo cual es lógico dado su origen. Pero decir esto es como pensar que una cabaña necesariamente deba ser decorada con un estilo campestre o rústico. Nada más lejano de la realidad, como lo demuestra este departamento de The Line, en Nueva York. Además de verse elegante, también es cálido, gracias a la iluminación y a las texturas empleadas, rompiendo así con los esquemas tradicionales del loft.

loft Collage 4

Dos estilos diferentes de loft: uno moderno con toques industriales incluyendo cableado y ductos de calefacción expuestos con paredes y techo de concreto desnudo (imagen arriba, diseño de Studio Gild) y uno de estilo bohemio (imagen debajo)

loft Collage 2

Por último, además de viviendas, el loft ha sido utilizado para albergar galerías de arte, estudios de diseño, oficinas, etc. hasta restaurantes, como Radio Royaal, ubicado en una antigua nave industrial de la compañía Philips en la ciudad de Eindhoven, en los Países Bajos.

loft 4

Slider: La vivienda tipo loft de los creadores de Studio Job en Amberes, Bélgica.

rúbrica


Post a new comment